Mamá Científica Invitada -JUNIO-

Publicado por mamascientificas en

1. Pseudónimo para mamás científicas:

Michi

2. Área de investigación o trabajo:

Biología Celular y Parasitología

3. Pseudónimo de tu(s) bebé(s) y edades para mamás científicas:

Tienen varios pero los que mas me gustan son:

La/el Coshin de Mami y/o Mema, de 5 años y Brunin, de 2 años

4. ¿Qué es lo que más te ha gustado de la maternidad?

El embarazo…todos los momentos que he vivido con mis hijos, dentro y fuera de la panza, han sido maravillosos pero, al pasar el tiempo, esa etapa se volvió tan cortita que no puedo negar que fue hermosa e inolvidable. Desde el momento en que nos enteramos, lloré de emoción y mi vida cambio por completo…me cuidaba mucho, todo lo que hacia y comía era siempre pensando en el bienestar de mi bebé. La mayoría de los que me conocen saben que soy un “gorgojo”, no me gusta tomar agua y tampoco me ven tomando soda ni jugos todo el día, pero en mis 2 embarazos recuerdo que tomaba mucha agua, ni yo lo creía (jajaja). El trato de la gente también cambio, me sentía consentida por mi esposo, mi familia y mis amigos tampoco se quedaban atrás.

5. ¿Qué es lo que menos te ha gustado de la maternidad?

¡Las horas de sueño que nunca recuperaré! Toda la vida he sido super dormilona, me encanta dormir pero también acostumbro a acostarme tarde. Con mi primer embarazo, no faltaba quien me dijera “aprovecha ahora y duerme todo lo que puedas, después no podrás”. Al principio pensaba: “nah, eso debe ser por un tiempito, mientras que Mema este chiquita y se despierte en las madrugadas para cambiarle el panal y darle tetita” Error! Superas una etapa y viene otra y así sucesivamente….Ya, nunca más, dormiré tanto como antes pero eso si, cuando voy a la cama, caigo como una piedra.

6. ¿Qué es lo más gracioso que te ha pasado con tu bebé o con la maternidad?

El año pasado, hicimos nuestro primer viaje familiar al extranjero y decidimos aprovechar para ir con los niños a Disneyland, era verano en ese momento así que el parque estaba lleno y las filas para los juegos eran laaarrrgas. Una de las atracciones que más nos gustaba era la de Buscando a Nemo ya que los niños conocían la película; mientras esperábamos nuestro turno, Mema me dice al oído “Mami, quiero hacer pupu”, obviamente, si nos salíamos para buscar un baño, tendríamos que volver a empezar la fila. Le pregunté si podía aguantar y su cara lo decía todo (pobrecita). Se nos ocurrió una idea, se lo dije al oído y ella aceptó; me agache al lado de ella y, en cuanto vi que nadie de la fila nos estaba mirando, le bajé el pantalón, rápidamente le puse un pañal desechable de Brunin y la volví a vestir. Por suerte, ya Brunin estaba lo suficientemente grande como para que a Mema le quedara su pañal. Llegó nuestro turno de abordar el submarino, cerraron la puerta y empezó el recorrido debajo del “mar”; al ratito, sentimos el olorcito, ella me miró apenada y triste, la abracé y le dije al oído “No te preocupes mi amor que nadie se dio cuenta”. Digo, habían varios niños y bebes a bordo, podía ser uno de ellos, no? (jajaja). Al finalizar de la travesía, buscamos un baño y, luego, a empezar otra fila!

7. ¿Cuál ha sido tu mayor sacrificio en la maternidad?

Estaba a 2 meses y medio de dar a luz a Brunin, cuando mi Mamá enfermo y tuvo que ser internada en un hospital público. Pasó un mes y medio ahi, y yo con ella. Iba 2 veces al día  al hospital, para el reporte de los médicos y para visitarla. Mi Mamá fue diagnosticada con cáncer, la operaron y, después de estar una semana en cuidados intensivos, sucedió lo inesperado y la vi partir. Dos semanas antes de dar a luz, junto con mi esposo y mis hermanos, organice y asistí a su Despedida y, a la siguiente semana, le estaban poniendo a mi Papa un marcapasos de carácter urgente por un problema cardiaco crónico. Tres días después nace Brunin y, no había terminado de sentir la alegría de tenerlo en mis brazos cuando pierdo a mi abuela (la mama de mi papa) de 99 años. ¿Dónde está mi sacrificio? En la Coshin, en todo el tiempo que no pude dedicarle, se que el día de mañana no me lo reprochará porque esos últimos días que compartí con su abuela fueron para cuidarla así como ella lo hizo con nosotras dos desde el momento en que nacimos.

8. ¿Cómo es tu rutina de mamá y de científica?

Si antes me despertaba temprano o, mejor dicho, me despertaban con un llanto o escuchando el llamado de “Papaaaa…Mamaaa!!”, ahora tengo que madrugar! Mi día inicia a las 4:30 am ya que, desde el año pasado, “entramos a preescolar”; mientras me arreglo y preparo desayuno, mi esposo, despierta y alista a Mema. La llevo al colegio y luego voy al laboratorio. Cuando tengo varios experimentos o son muy extensos, trato de adelantar lo mas que puedo, si es posible, desde el día anterior para poder terminar mi jornada antes de las 5 pm ya que tengo que llegar a casa a relevar a la nana y cuando tengo que salir un poco mas tarde, pido apoyo a mi esposo o a mi suegra. Ya en casa, es otro escenario: jugar, echar cuentos, dejar mochila y lonchera lista, ver cómicas y corretear a los niños para la rutina de dormir. La clave para optimizar mi tiempo y llevar a cabo todo es la organización.

9. ¿Quién te ayuda a conciliar entre la maternidad y tu carrera profesional?

Mi esposo…definitivamente, el juega un papel importante para que yo pueda tener un balance entre ser madre, profesional y ama de casa a la vez, sin dejar a un lado el apoyo que siempre tengo de mi suegra y la nana de los niños.

10. ¿Algo mas que quieras compartir?

En estos 5 años de maternidad, he aprendido que la paciencia no es una de mis virtudes. En lo personal, me considero una mamá cariñosa, práctica, dedicada y organizada pero, cuando mis hijos me sacan de mis casillas, empiezo a regañar y a ¡gritar! ¡Lo sé! Con gritos no soluciono nada y es algo que debo mejorar pero lo de regañona esta difícil que cambie, por algo, en el laboratorio me llaman “la mamá pegona” y es que ni los estudiantes se salvan de mis regaños (jajaja).

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *