Cuando papá no está

Publicado por mamascientificas en

En esta ocasión quiero contarles como han sido mis días de “madre soltera” de 3. La verdad es que no me había dado cuenta de lo duro que es hacer todas las cosas sola, el papá de los Renés tuvo que viajar -por primera vez desde que nacieron René2 y René3- por cuestiones de trabajo. ¡Han sido 10 días eternos! Y no solamente es que estoy el triple de cansada… Es que también lo extrañamos.

La rutina diaria me toca toda a mi: Despertarme trasnochada por las 6 veces que tuve que levantarme para atender a los bebés, arreglar 3 mochilas, corretear al René mayor para que se aliste para la escuela, subir a todos al carro confiando en que nada se quede, pasar por la escuela, luego dejar a los dos pequeños donde la abuela para que los cuiden las nanas e irme al laboratorio, que dependiendo del día me puede tomar hasta 2 horas. Eso quiere decir que cuando llego al laboratorio, ya siento que he recorrido medio mundo jajajaja. Y que además tengo que que estar lista para el trajín porque justo en estos días estoy haciendo experimento cruciales para la publicación más importante de los últimos 6 años de mi carrera.

Y es que sino es una es la otra y como si fuera poco todo el estrés que esto genera… ¡El carro se daño! y ando con carro prestado. Y para colmo el fin de semana René1 tenía competencia de natación y para hacerles el cuento corto, pues no llegué ni a estacionarme porque dando la vuelta caí en una zanja tan profunda que tuve que llamar a la grúa y hasta se rompió el filtro de aceite, así que mi hijo y yo quedamos dando un paseo en grúa por toda la ciudad en vez de asistir a su competencia. Menos mal y nos tomamos las cosas con actitud y tratamos de disfrutar al máximo todo lo acontecido.

El carro sigue dañado pero ya papá está de regreso. Las cosas se han ido enderezando solas y está todo tomando su rumbo. Hay que aprender a tomar los reveses de la vida con buena actitud, al final aunque nos sintamos en el abismo oscuro todo pasa.

Lore,

Enero 2019

Categorías: Yis & Lore

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *