Tiempo de calidad

Publicado por mamascientificas en

Cuando entras al mundo de la maternidad quieres estar presente en todos los momentos importantes de la vida de tus hijos. Pero una vez regresas a trabajar esto se hace casi imposible, y la situación se agrava si tienes más de una pequeña bendición en casa esperando por ti. En este momento confirmo que las habilidades aprendidas en mi carrera científica me han sido valiosas, como ser administradora de tareas en tiempo récord. Y es que, no es hacer por hacer, es hacerlo bien y disfrutar cada momento y sacarle el jugo al máximo. Todo se resume en “tiempo de calidad”.

Ahora que soy trimadre, uno de mis mayores miedos es no poder dedicarle tiempo de calidad individual a cada uno de mis tres hijos, y a la vez seguir rindiendo como científica, esposa y ama de casa. Es por esto, que he aprendido a usar los momentos cotidianos y hacerlos especiales. Por ejemplo, entre semana mi “quality time” con Rene #1 es cuando lo alisto para dormir. La rutina de hacer popo-baño-pijama la hemos vuelto nuestra. En ese tiempo converso con él sobre su día, sobre Dragon Ball o lo que él quiera contarme. Lo abrazo y lo beso hasta empalagarlo y le repito lo mucho que lo amo. Esto mientras papá está con Rene #2 y Rene #3. Y así con cada uno, momentos cotidianos aprovechados al máximo para hacerme sentir en sus vidas.

Seguramente fallaré muchas veces, pero siempre intentando estar para ellos y que sientan cuanto los amo. Y es que cuando se trabaja fuera de casa, y mucho más cuando es un trabajo tan demandante como la investigación, en donde no hay -horarios de oficina- establecidos, lograr el equilibrio es vital. Salud.

Lore

Categorías: Yis & Lore

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *